jueves, 10 de julio de 2008

Ascensor en Praga

Viajar siempre aporta. Una de las cosas que más me gusta cuando viajo es ver cómo algunos conceptos se amoldan al lugar en el que te encuentras. Fijaos si no, en el ascensor del vídeo adjunto o en la velocidad y verticalidad de las escaleras mecánicas de acceso al metro. ¿Lo créeis compatible con nuestro concepto de seguridad?. Lo mejor de todo es que, seguramente, allí se verán estas cosas con total normalidad.

El vídeo está tomado en la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Técnica de Praga (República Checa).


8 comentarios:

Anay dijo...

¡Qué miedo!!
Casi preferiría ejercitar las piernas...

HombreRevenido dijo...

Ascensores para valientes. Imagino que fabricados de forma casera por los propios alumnos ¿me equivoco?

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Anay:

Yo he de reconocer que ejercité las piernas subiendo al último piso para comprobar qué pasaba al llegar al final.

¿Te atreves a adivinarlo?

:P

________

Hombre Revenido:

No puedo confirmar ni desmentir ese extremo, pero es un ejemplo de optimización de recursos, ya que nunca hay que esperar mucho tiempo al ascensor (salvo que haya mucha gente, claro, pues sólo caben dos personas)

¡Un abrazo!

Begoña dijo...

Supongo que con tu destreza y agilidad no tendrías ningún problema en utilizar ese ascensor, no?

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Begoña:

No llevaba las aletas de la ilusión..., ya lo siento.

Grrr :P

Fernando dijo...

Las escaleras del Metro de Praga, sobre todo las que son de madera, son espectaculares!

Siempre de acuerdo de la estación de CHODOV, pronuciado JODOF! :-D

Fernando dijo...

coñe, esto me pasa por comentar sin ver el vídeo!.

Yo he subido en ese ascensor! El año que estuve con IAESTE en Viena, mi amigo David estaba en Praga y me llevó a verlo!

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Fernando:

No pude ver esa estación, pero vamos, las escaleras de Andel ya eran un buen ejemplo.

Jaja, me consta que más de un aragonés conoce ese ascensor.

Me ha alegrado mucho verte por aquí de nuevo.

¡Un abrazo!