sábado, 23 de agosto de 2008

Diagnóstico: Medallitis

Por fortuna, estos Juegos Olímpicos están coincidiendo con mis vacaciones y estoy teniendo la posibilidad de disfrutar como un enano devorando retransmisiones deportivas.

Siempre me ha gustado el deporte y a pesar de que pienso que la televisión desvirtúa enormemente algunas gestas deportivas, no es menos cierto que una buena retransmisión es capaz de poner los pelos de punta (me pasa, por ejemplo, cada vez que escucho los gritos cuando Samuel Sánchez se coloca en cabeza en ese majestuoso esprint final de la prueba de ciclismo en ruta).

Sin embargo, uno no deja de quedarse asombrado ante determinados comentarios de algunos periodistas que están menospreciando el esfuerzo de nuestros atletas de una manera absolutamente irresponsable, torpe y lamentable.

Por culpa de una absurda obsesión medallística, se están desvirtuando todos los Diplomas Olímpicos conseguidos por nuestros atletas y no sólo eso, el mero hecho del valor que tiene haber llegado simplemente a competir. Hemos tenido que ver, por ejemplo, como un quinto puesto en la final de 1500 metros era poco valorado o como casi pasaba desapercibido que Alberto Contador y Samuel Sánchez quedaran cuarto y sexto respectivamente. He llegado a escuchar "García Bragado sólo pudo ser cuarto en los 50 Kms. marcha" (por cierto, me revienta el término "medalla de chocolate").

Particularmente llamativas están siendo algunas de las entrevistas del periodista de TVE Amat Carceller, quien se está permitiendo algunos lujos de una mordacidad cuando menos cuestionable. Quiero pensar que no es lo que buscaba, pero era cuestión de tiempo que alguien saltara como Manuel Olmedo, tras caer eliminado en las semifinales de los 800 metros.



Del vídeo, lo que más me molesta es la reacción corporativista de apoyo incondicional del otro comentarista de TVE, Esteban Gómez ("Es una apreciación y el que no sepa aceptarlas, pues sencillamente que no compita"). Obviamente no comparto las formas de Olmedo pero, teniendo en cuenta la frivolidad con la que se juzga su actuación, la suya me parece una reacción de lo más comprensible.

Podría seguir quejándome y decir que me quedé el otro día hasta las cuatro de la mañana viendo el maratón femenino y que no pude ver la llegada de María José Pueyo (Bravo, María José) porque cuando llegó la primera española a meta ya se cortó la retransmisión de Teledeporte (claro, hay tantas cosas interesantes a las cuatro de la mañana...). O que para ver el ejercicio de suelo de Gervasio Deferr en directo había que sintonizar Teledeporte mientras en la 2 retransmitían un apasionante partido de dos equipos foráneos. Pero no me voy a quejar más. Me niego.

Y me niego porque quiero dedicar este último párrafo en negrita a todos los atletas y deportistas españoles que lo han dado todo para representar a España, cuelgue o no medalla de su cuello. Enhorabuena Eliseo Martín. Enhorabuena, María José Pueyo. Enhorabuena, Marta Domínguez. Enhorabuena, Rafa Martínez (que se subió a las anillas con los hombros maltrechos). Enhorabuena, Leire Iglesias... Enhorabuena, en definitiva, a TODOS los que habéis competido en buena lid porque el mero hecho de haber llegado hasta Pekín ya es un triunfo y somos muchos los que valoramos ese esfuerzo, vuestro esfuerzo.

Ps.: Ni mucho menos pretendo generalizar mi diagnóstico de "Medallitis" a todos los periodistas. Sin ir más lejos, me gustaría destacar el lujo que supone presenciar una retransmisión de gimnasia (o patinaje artístico) comentada por Paloma del Río y, por supuesto, hay muchos más periodistas que día a día demuestran ser conscientes del esfuerzo que conlleva poder competir en unos Juegos Olímpicos.
_________________________________
ACTUALIZACIÓN (23/08/2008):

Me comentan que Olmedo ha pedido disculpas a Amat Carceller. También he de decir que acabo de ver la prueba femenina de 1500 metros y éste ha felicitado a las atletas españolas por su participación. Rectificar es de sabios. Me alegro.

_________________________________
ACTUALIZACIÓN (27/08/2008):

Por motivos de Copyright, Youtube ha retirado el vídeo de la entrevista de Amat a Olmedo. Por desgracia, en la web de TVE no está, aunque sí que lo he podido encontrar en este enlace. A ver si dura...

-

4 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Realmente a los medios les encanta simplificar. Y qué mejor forma que hablar de medallas y nada más. Es un vicio muy feo.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Hombre Revenido:

Ya tardas en escribir en tu blog acerca de las historias curiosas que se han dado en estos Juegos Olímpicos:

Rebecca Romero, el decatleta en el salto de longitud, ...

¡Estoy impaciente!

engarde dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que llegar a los Juegos Olímpicos es ya un premio y un honor. Además, no se porque se quejan tanto si a la selección de futbol siempre se le han perdonado sus continuos fracasos...
Lo de la medalla de chocolate no se de donde ha salido, pero no me gusta nada.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Engarde:

Sí, los de la selección de fútbol se han librado porque ganaron la Eurocopa. Si no, ten por seguro que alguien les hubiera recordado que NO se clasificaron para los Juegos Olímpicos.

Saludos