domingo, 23 de agosto de 2015

SD Huesca 2 - Deportivo Alavés 3

Si el tiempo, las ganas y la inspiración lo permiten, me he propuesto plasmar crónica de todos los partidos que vea - preferiblemente in-situ- de la SD Huesca. Con la misma ilusión que cuando estrenaba mochila, bolígrafos y cuaderno en el colegio os dejo la primera - y quién sabe si última- entrega.

La previa

Podría hablar del retorno del Huesca a la división de plata del fútbol español, de la nutrida presencia de seguidores vitorianos o hasta de la, en mi opinión, absurda sanción de Fran Mérida y Carlos David, pero no. No, no y no.

Y digo que no porque lo que verdaderamente ha marcado mi previa del partido ha sido la fulgurante irrupción de Agustín Lasaosa, Consejero Delegado de la SD Huesca, en la sección "Cartas al Director" del Diario del Altoaragón regalándonos sentencias memorables y un apoteósico final que, a la postre, ha estado a punto de convertirse en el titular de más de una crónica del partido de hoy.

El fútbol

Centrándonos en el fútbol, bien podría decirse que el Alavés encauzó el partido en un calentamiento tan intenso y enérgico como fue la fulgurante salida del equipo vitoriano. En apenas cinco minutos, Leo Franco ya había tenido que emplearse a fondo en un par de arreones visitantes y visitar el fondo de la portería tras una excelente acción de Kiko Femenía. 0-1 incontestable.

Poco a poco se fue rehaciendo el Huesca, pese a los más que evidentes problemas en el centro de la defensa. Héctor Figueroa se movía con criterio y combinaba con peligro con un Juanjo Camacho que se vaciaba con generosidad. No obstante, el Alavés recordaba una y otra vez a los azulgranas que la Segunda es diferente y no sólo por ese pequeño gran placer que nos supone a los aficionados poder ver a los jugadores con el nombre en su camiseta sino por la velocidad de cada acción.

Con el juego más igualado pero sin apenas haber inquietado la portería rival, se llegó al descanso con el 0-1.

Empujó con algo más de fe el Huesca tras la reanudación pero nuevamente se topó con una bofetada de realidad: un pase perdido en la zona de medios lo convertían los vitorianos en ocasión manifiesta de gol que Juli, fantástico futbolista, transformaba sin piedad: 0-2

Reaccionó Tevenet de manera inmediata a ese segundo mazazo introduciendo a Bambock y Luis Fernández (por Ros y José Gaspar) y ajustando el dibujo táctico. Manolo se inscrutaba en la defensa, dejando al franco-camerunés prácticamente toda la parcela ancha y permitiendo adelantar la posición de los laterales con el claro objetivo de buscar la portería rival.

Sin embargo, y casi sin tiempo para que los jugadores se reubicaran, Facundo Guichón hacía el 0-3 tras un centro de Toquero (gran partido el suyo, por cierto). El uruguayo tuvo tiempo para todo: cuajó un excelente partido, se entretuvo provocando al graderío, vio una tarjeta amarilla, marcó un gol, pataleó el banderín en la celebración y fue sustituído para evitar males mayores.

Tevenet se jugó el último cartucho incoporando a Samu Sáiz en lugar de Darwin Machís. El rubio revolucionó el partido con su juego y metió al Huesca en la contienda con un soberbio tanto en el minuto 74. Empujó con fe el Huesca y Christian Fernández enardecía a las masas del Alcoraz con un espléndido cabezazo que suponía el 2-3 en el 85.

De ahí hasta el final: más emoción que fútbol, con un Huesca desatado y un Alavés que jugó sus armas con oficio para preservar una victoria que, a tenor de lo visto sobre el verde, se me antoja justa.

Mi evaluación

- Leo Franco: Sobre todo en el primer tiempo tuvo varias intervenciones de mérito que evitaron un desastre mayor en el arranque del partido. Yo hubiera apostado por Whalley, pero es evidente que el argentino está para jugar.
- Aythami: Guichón y sus propios errores (principalmente el del 0-2) le han sacado del partido y por momentos se le ha visto superado. No obstante, creo que es un jugador en el que se puede confiar.
- Morillas: En su línea. En mi opinión, el mejor lateral zurdo que ha tenido la SD Huesca en los últimos tiempos.
- Iñigo López: Muy preocupante. El que a priori es el fichaje más contrastado ha dado demasiadas evidencias de inseguridad.
- Christian Fernández: Mucho más cómodo cuando se ha jugado con defensa de tres. Excesivo sufrimiento en la primera parte.
- Manolo:  Bien en la contención, terminó jugando de central posición en la que, o mejora el panorama, o a buen seguro le volveremos a ver.
- Iñigo Ros: Innegable su entrega, le ha tocado hoy la difícil papeleta de suplir la baja del que pienso es el jugador franquicia de esta SD Huesca: Fran Mérida.
- José Gaspar: Gris partido el suyo. Ha dado la sensación de ser atropellado por el intenso ritmo de la categoría. No obstante, sigo pensando que es más jugador de Segunda que de Segunda B.
- Darwin Machís: Se le ve rápido y con cualidades, aunque hoy no ha participado demasiado en el juego . Da la sensación de que fuera de casa puede ser un jugador determinante.
- Juanjo Camacho: Enorme y generoso despliegue físico el suyo. De sus botas salió la mejor ocasión del primer tiempo y en todo momento dio sensación de peligro. Buen partido.
- Héctor Figueroa: Buenas sensaciones en el primer tiempo y curiosamente algo más difuminado al final del partido, cuando más metido estaba el equipo. 
- Bambock: Tevenet le cedió toda la parcela ancha y el franco-camerunés cumplió con creces. No se complica con el balón en los pies y claramente llama a las puertas del once inicial
- Luis Fernández: Grata sorpresa me he llevado con él. Se ha movido con gran inteligencia entre líneas poniendo en dificultades a dos excelentes centrales (Laguardia y Pelegrín). Sin duda, va a haber competencia en la delantera.
- Samu Sáiz: Creo que todos hemos salido del Alcoraz pensando que debería haber sido titular. 

Mi conclusión

A modo de conclusión me quiero quedar con varios detalles positivos:
- Se ha luchado con un rival mejor preparado (seamos conscientes de cuándo terminó el Huesca la temporada pasada y cuándo ha comenzado ésta).
- El equipo no ha bajado los brazos en ningún momento. 
- Aun habiendo bajas relevantes, se ha tenido opción de empatar ante un buen equipo.

Un último apunte: Me ha parecido un poco excesivo el ardor de un sector de la afición bajando al pasillo de general para increpar al árbitro asistente y a algunos jugadores rivales. Creo sinceramente que son comportamientos que sobran, como lo de tirar objetos al campo tal como ha reflejado el colegiado en el acta del partido y que veremos qué consecuencias acarrea:

"En el minuto 88, se lanzó, una botella de agua de 33cl cerrada con tapón y sin contenido, al terreno de juego en la zona de mi asistente Nº2, impactando en el terreno de juego a cinco metros del mismo. Esta fue retirada por un jugador del equioo local. Estos hechos fueron puestos en conocimiento del delgado de campo. Este sector del campo corresponde a publico con colores correspondientes al equipo local"

20150823 S.D. Huesca - Deportivo Alavés from El Alcoraz on Vimeo.


8 comentarios:

Nuria Felix Momprade dijo...

Discrepo en alguna cosa,ejemplo Inigo Ros,mucha entrega si,pero la categoría le viene grande,lo de Aythami lo dejo para otra ocasión,y me muerdo la lengua con elLeo Franco en el primer gol,por lo demás bastante de acuerdo.

Nuria Felix Momprade dijo...

Me parece muy bonito tu blog

Jorge Orús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Orús dijo...

Los primeros veinte minutos fueron idénticos a los del Huesca-Castellón de 2008. Ahí también Calderón "homenajeó" al equipo del ascenso. El Castellón pudo hacer entonces lo del Alavés ayer: arrollarnos. Pero hubo dos diferencias: la pareja de centrales de entonces estaba más que consolidada y Rubén Castro. A los veinte minutos agarró un balón y gol. Fin de los nervios.
Lo malo: atrás hechos un flan. Íñigo López se creía ayer Beckembauer o Baresi y su papel es atizar sin contemplaciones a los delanteros rivales no lucirse en lo que no sabe.
Lo bueno: Nos dominaron, pero nos hicieron dos goles por errores gravísimos y no por ocasiones claras y con cada pieza en su sitio y los recuperados el equipo mejorará mucho. Creo que Mérida-Bambock sin indiscutibles.

Modestino dijo...

No hay que dar demasiada importancia al tropiezo. Además el Alavés va a estar este año arriba. y Fran Merida la cosa tiene que mejorar.
En mi opinión no hay debate en portería: Whalley me parece que no es de fiar ... ojalá me equivoque.
Eso sí ... en 2ª es fundamental que la defensa funcione, y aquí Thevenet tiene trabajo.
No te debería sorprender Luis Fernández, creo que es un jugadorazo ... eso sí, de los que hay que cuidar porque necesita paciencia y minutos.
Yo hace tiempo que he renunciado a hacer crónicas del Zaragoza en la blogosfera: pero me pasaré por aquí.

Modestino dijo...

Ha salido mi comentario cortado: decía que con Mérida y Tyronne el equipo crecerá.

Jorge Orús dijo...

Por cierto: creo que Aythami tiene más fútbol del que demostró ayer. Hay que recuperarlo aunque veo a Ramírez en ese puesto. Lo de ayer atrás es atribuible tal vez al "agujero negro" en el centro del campo.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

En primer lugar perdón por la tardanza en responder los comentarios, pero no soy capaz de contestar desde un telefono móvil.

Nuria Félix:

Discrepo en tus apreciaciones. Iñigo Ros tiene experiencia en Segunda, como Aythami. Otra cosa es que - como al resto del equipo - el Alavés le pasara por encima en intensidad.

Tampoco creo que el gol fuera culpa de Leo Franco. ¡Un abrazo!
____________________


Jorge Orús:

Interesante análisis el tuyo. Coincido de lleno en que Aythami tiene más fútbol del que demostró (de hecho está pasando con más de un jugador).

En cuanto a lo de Iñigo López, pasa de preocupante a muy mosqueante. Que uno de los fichajes estrella en cuanto a experiencia y nivel hiciera el partido que hizo contra el Alavés y lleve dos partidos en la grada, ... uff.

______________

Modestino:

Viniendo de alguien mesurado como tú, preocupado me quedo con el comentario de Whalley. Espero sinceramente que estés equivocado.

Toda la razón con lo de Fran Mérida y Luis Fernández.

Por cierto, es una pena que no hagas crónicas. Este espectáculo necesita gente con tu tino para describir todo lo que sucede.

¡Un abrazo!