viernes, 3 de febrero de 2006

Cochino


Esta mañana, cuando llegaba a casa, un vecino de la calle de al lado apuraba un cigarrillo en el balcón de su casa.

He pensado que igual estaba teniendo la deferencia de no apestar a los otros habitantes de su casa. Buen chico.

De repente he podido contemplar cómo, una vez finalizada, arrojaba la colilla a la calle.

Y digo yo: ¿qué le parecería si me comiera yo un plátano y le tirara la piel desde la calle a su casa?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Gráfica expresión que comparto totalmente. Me ocurre algo parecido cuando veo las manchas negras de los chiceles en el suelo y sobre todo con los excrementos y orina caninos algo que me revuelve las tripas.

sn3

Anónimo dijo...

O como cuando la gente acaba el paquete de tabaco y lo tira al suelo con total normalidad... ejemplos mil de que mucha gente todavía vive en el medievo.
A mi todas estas cosas me encienden de sobre manera. Pero que le voy a decir al tipo en cuestión? Realmente lo que me pide el cuerpo, es bajar también a la edad media y meterle la colilla, cagarruta del perro o lo que sea por la uretra...
en fin

Unknown dijo...

hay cosas que,estrañamente la sociedad acepta, como tirar la colilla, escupir como un cerdo todo el rato si eres futbolista, e insultar irracionalmente por sistema a los colegiados de cualquier deporte...

desde nuestro blog (Los secuestradores de Iones) animamos a la gente a que haga todo este tipo de acciones absurdas y asquerosas, así contrarestamos actitudes tan lógicas y razonables como las vuestras.

Unknown dijo...

sin acritud, eh?

Anónimo dijo...

De lo peor que he visto yo ha sido atravesando Monzón con el coche, el conductor del coche tuneado de delante arrojó primero una bolsa de patatas fritas vacía (tamaño grande) y luego ¡¡¡una lata de refresco!!! mientras iba circulando por el medio de Monzon. Seguro que la gente que lleva al perro a mear a casa del vecino o este impresentable del coche no harán eso en su casa.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Sn3:

Lo de los perros es culpa absoluta de los dueños. Coincido contigo.

Un saludo!
________________

Mmaa!!

En una ocasión, uno de los que iba conmigo recogió una colilla que alguien había tirado y le dijo: "Perdona, se te ha caído esto". Todo hay que decirlo: era un monitor de waterpolo y sus espaldas de 2x2 eran una buena garantía.

Saludos!
_____________

Lorenzombie:

Sin comentarios. Yo pienso todo lo contrario. Me da mala gana ir al fútbol a divertirme y ver cómo hay gente que la única diversión que encuentra es pasarse todo el partido insultando.

De hecho, mis últimas visitas al Alcoraz las ha amargado un personaje con una actitud de ese tipo.

Yo desde luego, pienso criticar, con toda la acritud, este tipo de actuaciones porque me parecen patéticas y me niego a tenerme que callar y tolerar lo que es intolerable.

Saludos sin acritud!
__________

Anónimo:

Seguro que el "señor" en cuestión se indignará si le marcan un dedo en la carrocería de su coche. Es una pena que no haya más ejemplos de denuncias de la Guardia Civil por este tipo de comportamientos.

¡Serán cochinos! (los que tiran cosas, no la Guardia Civil...)

Susana Aparicio dijo...

je... no le habría puesto su mujer, con esto de la ley antitabaco, una prohibición para fumar en casa y el tipo estaba ocultando las pruebas?

La verdad es que la gente es bien marrana, mi abuela vivía en un primer piso y tenía una terraza que daba al centro de la manzana... todos los días se la encontraba llena de colillas que tiraban los vecinos.

Un saludo!

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Susana:

Creo que poco se puede añadir a lo que comentas.

Por cierto, mañana saca un pañuelico y saluda, que igual te sobrevuelo.

;)

Anónimo dijo...

¡Cuanta razón tenéis todos!, luego se quejan los fumadores de que les persiguen los no fumadores, pero la mayoría lo tienen todo; ensucian el aire con su humo, el suelo con las colillas y con el papel que envuelve el paquete cuando lo empiezan y el propio paquete cuando lo acaban.
Y cuidado si tienes un fumador que va a subir al autobús cerca, porque te puede tirar el cigarro encendido donde menos te pienses, porque como no lo puede subir al autobús, lo apura hasta el último minuto. En fin, unas joyas los pobrecitos.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Mariángeles:

No me gusta generalizar porque también hay fumadores que son educados. Sin embargo sí que me resulta curioso que muchas veces se sientan perseguidos o vilipendiados cuando históricamente han hecho lo que les ha dado la gana con total pasividad por parte del resto de la sociedad.

Saludos!

Anónimo dijo...

El otro dí­a vi a un tí­o vaciando el cenicero del coche en plena calzada mientras esperaba en un semáforo.
NO lo entiendo:
- Las deposita en el cenicero para más tarde tirarlas todas juntas en la calle???
- Es eso más o menos guarro que tirarlas una por una???

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Franson:

Yo en una ocasión vi hacer eso propio a un conductor de autocar en la antigua estación de autobuses.

En estas cosas da igual que hagas mucho o poco, pues es en las pequeñas cosas donde demostramos cómo somos.