sábado, 1 de julio de 2006

Adjunto


Muchas veces tendemos a pensar que el adjetivo "digital" es sinónimo de calidad. Así, podríamos pensar que un ADSL sobre RDSI irá más rápido que un ADSL sobre línea analógica. Craso error.

En esta línea, hay quien defenestra el correo ordinario frente al correo electrónico. Éste tiene sus ventajas, sí, pero hay barreras que jamás podrá superar: la ilusión de abrir el sobre, tenerlo entre tus manos, desdoblar los papeles, volverlos a doblar y detalles, como cuando M. me envío un "sugus" adjunto a su carta que la tecnología jamás podrá igualar.

Hace tiempo que no me escriben cartas de verdad (las facturas no cuentan). Intentaré sacar un rato para escribir y recuperar la ilusión de abrir el buzón cada mediodía.

11 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Totalmente de acuerdo. Sensorialmente una carta es mucho mejor. El ruido del papel, el olor a tinta (o a perfume, como en las cartas cursis), el tacto...

Y ya lo del sugus es lo máximo. Insuperable.

Bisalto dijo...

Acción y reacción, modas...imagino que dentro de pocos años un producto hecho a mano, que eluda toda tecnología, será un producto de lujo. Como bien dices ahora no se puede ser moderno sin portátil, PDA, GPS, ASDFÑIFVPROGVF¡...., pero pronto el rey de la terracita o de la oficina será el que reciba cartas manuscritas, tome gazpacho casero y tenga un reloj de los de dar cuerda cada noche. Tiempo al tiempo.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. A mi entender, un correo electrónico (aborrezco la expresión e mail) transmite muy poco; a veces únicamente evidencia pereza en las relaciones personales. Por la forma de la letra, por el trazo, por su tamaño se pueden reflejar estados de ánimo infinitamente mejor que con esas "caritas" que ahora se añaden a los correos electrónicos
Particularmente, la última vez que recibí unas letras de alguien fue en septiembre del año pasado. Las letras eran de la eminencia que creó esta bitácora.
CAMPEÓN DE LA UEFA.

magnólico dijo...

Sin contar con cuando te confundes de destinatario. Horribles momentos. Eso nunca pasa con una carta...
Eso sí, por email te pueden attachar mogollón de sugus.

Anónimo dijo...

Hola Nacho,
.... el resto te lo diremos por carta manuscrita.
Tus amigos de Medio Ambiente, Angel y Conchita

magnólico dijo...

te has ido de vacaciones y nos has dejado los sugus?

Javier Brun dijo...

Este comentario tuyo haría feliz al mismísimo Magritte. ...

...ceci n'est pas une lettre

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Hombrerevenido:

He de decir que el sugus llegó duro como una piedra. Lo guardé durante un tiempo pero al final fue al cielo de los sugus...

Además era de piña, mmm

Saludos!
__________________

Bisalto:

Me gusta esa reflexión. Seguramente tengas toda la razón. :)

___________________

Sr.Anónimo:

Bien privilegiado puede usted sentirse porque si hay algo para lo que estoy tremendamente perezoso es para las letras.

Al mismo ritmo que estoy aprendiendo a escribir rápido con un teclado, estoy perdiendo todas mis facultades con un bolígrafo en la mano.

A este paso, voy a tener que volver a los cuadernos "Rubio", qué recuerdos...
_____________

Magnólico:

De acuerdo en lo del destinatario.
En absoluto desacuerdo en lo de los sugus: lo más que te pueden adjuntar por email es un virus. Además, a mí muchas veces se me olvida adjuntar los ficheros...

Por cierto, ¿qué es "attachar"?. Cómo se nota que eres de Ciencias...

:P
___________

Ángel y Conchita:

No os ha hecho falta ni carta ni correo electrónico. Simplemente con el trato personal ya habéis demostrado lo grandes que sois.

Un abrazo para vosotros, especialmente fuerte por el mal trago de estos días.

¡Ánimo y sobre todo gracias!
_____________

Magnólico:

¡Si me fuera de vacaciones, me llevaría los sugus conmigo!

De hecho, suelen "caer" todos en el trayecto.
_____________

Javier Brun:

Mmmm. Tendrás que explicarme un poco mejor, que no conozco a Magritte...

:|

Äfrica dijo...

Bien cierto es!
A mi me encanta el correo ordinario, con su sobre, su sello, su tinta y letra personal...Y tengo suerte! Últimamente recibo correo y envío correo a un amigo (otro sentimentaloide como yo) y de verdad que es algo totalmente deistinto al mail.
Recuerdo una carta que me enviaron este año, desde México, con regalitos incluidos como una pulsera de hilos de colores y alguna otra cosilla...puff...fue genial! Yo hice lo mismo después, claro...
Así que, abogo por las cartas que trae el cartero, las de papel!!!

Besos!

Äfrica

P.D. Creo que ya me deja poner coments, creo...no estoy segura...en fin...ahora mismo lo sabré!!! Muahahahahaaaaa

Poyoye dijo...

Hola Nacho,
Permitemé ponerle banda sonora a este articulo tuyo.
Se titula "Color en el blanco" y es de Sergio Makaroff.

En mi espacio verás que nos conocemos desde hace tiempo...

Nacho Alastruey Benedé dijo...

África:

¡Rebienvenida, aunque con retraso!

La verdad es que el correo ordinario, bien usado, es una maravilla. Lástima que el hecho de recibir únicamente facturas lo esté condenando a un cierto sentimiento de rechazo.

Saludos!
_________________

Poyoye:

No conozco la canción, pero al menos te conozco a ti.

Qué alegría saber de ti.

Saludos!