lunes, 11 de diciembre de 2006

Gratis


Sí. Sonreir es gratis. Y también pedir permiso para pasar, decir "lo siento", ayudar a alguien que está perdido, ceder el asiento a quien lo necesita más, tener un poco de paciencia o decir simplemente "gracias".

A veces, vivimos tan deprisa que olvidamos el sabor de las cosas que, aunque cuestan, no tienen valor monetario. No se me atropellen y disfrútenlo. Es gratis y además, merece la pena.

3 comentarios:

bio dijo...

...a probado las propiedades terapeúticas de decirle guapo/a a la gente?....gracias...y una sonrisa...de oreja a oreja como un melón abierto...

bio dijo...

hace falta ser vacaburra....has...has...

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Gracias a ti por tu sonrisa

:)