martes, 13 de junio de 2006

Propuesta

Tras visitar el recién estrenado Mercadona sito en la plaza Tarragona de Huesca, me siento en la necesidad de sugerir a sus responsables que, junto a los carritos y cestas, en la entrada del establecimiento coloquen un dispensador de prendas como la de la fotografía. Si por el contrario, lo que se pretende es emular una estampa puramente invernal, sugiero la instalación de unos difusores de cierzo estilo "puente de Santiago" o que en su defecto coloquen un puesto de venta de castañas asadas junto a la sección de congelados.

Esta tarde hasta los guisantes congelados estornudaban.

2 comentarios:

Mmaa!! dijo...

Doy fe de ello. Y al Eroski de la Calle Capuchinas le pasa lo mismo. Este verano a comprar rápido o te juegas un gripazo del 15.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Mmaa!!

¿No debería ser su objetivo precisamente que estuviéramos más rato comprando?

Saludos!