miércoles, 25 de abril de 2007

Coche cae al cauce del Isuela



Creo que viendo las fotografías (cortesía, por cierto, de mi hermano Jesús) no hace falta comentar mucho más. Por fortuna, a pesar de la espectacularidad, no hay que lamentar desgracias personales y todo quedó en un susto.

No obstante, espero que sirva de aviso a navegantes. A ver si todos nos concienciemos de que el coche es incompatible con ciertos tipos de diversión.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No me extraña que lo aparcará ahí, últimamente está imposible.

Anónimo dijo...

mucha gracia no es que haga la verdad.

karlos dijo...

Nacho si tu hermano se fijo bien te diria que el cesped ni tocarlo. Alucino.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Anónimos:

Sin comentarios...
___________

Karlos:

No había reparado en ese detalle (no sé si mi hermano se fijó). Hoy andaban reparando las vallas.

Me parece un milagro que no sucediera nada más grave.

Saludos

Chinebro dijo...

Yo pase sobre las 11h cuando estaban poniendo las vallas provisionales (las clásicas amarillas) y efectivamente el césped ni lo rozó.
Además parece que al final el asunto se le va a complicar al conductor:
http://www.radiohuesca.com/asp/noticias.asp?cod=342403&codcat=11

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Chinebro:

Bueno, si no rozó el césped al menos eso que nos ahorramos los oscenses.

De todas maneras, no estaría mal que este tipo de cosas las tuvieran que pagar los "artistas" en vez de tenerlas que pagar entre todos.

Ya va siendo hora de distinguir entre accidentes e imprudencias.

Buenas noches

Anónimo dijo...

Lo triste es que esto es solo lo que se ve por lo curioso, por decir algo, del accidente.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Anónimo:

Supongo a que te refieres que únicamente se ve esto como algo curioso porque la cosa no pasó a mayores.

A mí eso es lo que me fastidia, que sólo nos acordemos de Santa Bárbara cuando truena...

Saludos