miércoles, 11 de abril de 2007

Listas abiertas

Se acercan las elecciones municipales y, mira por dónde, me quiero implicar un poco. No desde ninguna ideología partidista, pues tengo la convicción de que en este tipo de comicios deberían importarnos mucho más las personas que los partidos.

Por desgracia, nuestro sistema electoral es, si me permitís la invención, "partitocrático" pues son los partidos los que eligen a los candidatos quitándonos a los ciudadanos de a pie la posibilidad de decidir con nuestros votos, limitándo nuestra capacidad de decisión a unas listas cerradas con las que, sinceramente, es muy difícil que uno (y hablo por mí) se identifique.

Así las cosas, aunque el panorama se presenta desolador, mantengo mi esperanza en que algún día se prioricen los proyectos sobre los lemas y las personas frente a las siglas.

He descubierto una iniciativa interesantísima que os rogaría - otra vez os pongo deberes- leyéseis con atención (la primera entrada es sencillamente magistral). Una vez más me demuestra que no debemos resignarnos porque, a buen seguro, tenemos en nuestras manos la posibilidad de cambiar las cosas. A veces es cuestión de que nos lo creamos.

Ps.: A ver si ahora que parece que la política municipal está dando el salto a la blogosfera, podemos contar con sus opiniones de primera mano. Tenemos muchas preguntas para ustédes.

4 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Yo también creo que un cambio en la ley electoral se hace imprescindible, por muchos motivos, y el principal el de las listas abiertas.
Una democracia que se precie tiene que avanzar hacia más libertad, no hacia menos. Si no, algo falla.

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Me alegra tu comentario, Hombre Revenido.

Muchas gracias por el apoyo

Lumotar dijo...

Acabo de leer esta entrada y el post "Desubicado" y me identifico completamente con tu opinión.
Muy interesante el link al blog que explica el sistema electoral finlandés (siii,he hecho los deberes :D); si es que en el norte de Europa están mucho más avanzados (no solo porque los telecos cobren mil veces mejor ;)).

Nacho Alastruey Benedé dijo...

Lumotar:

Lo que estoy detectando últimamente es que somos muchos los que estamos en esa situación de hastío y desubicación. Lo peor es que a eso hay que añadirle una componente de resignación que parece estar quitándonos las ganas de cambiar las cosas.

Yo creo que las cosas se pueden cambiar. Claro que sí.